quarta-feira, abril 05, 2006

339) Lender of last resort...

Não, não é o FMI, nem o Tesouro americano. Trata-se de conhecido personagem latino-americano destes tempos de petróleo forte e petrodólares abundantes.
Matéria do New York Times, reproduzida no jornal La Nación.

Con sus millones, Chávez le disputa el poder a Washington
La Nacion
2006-04-05 Juan Forero, The New York Times

El presidente venezolano, Hugo Chávez, está gastando miles de millones de dólares de la ventajosa situación petrolera de su país en proyectos en el extranjero, con el propósito de establecer su gobierno izquierdista como un contrapunto político de Estados Unidos en la región. Gracias a sus ingresos petroleros, que aumentaron un 32% el año pasado, Chávez ha estado subsidiando diversas actividades, como desfiles de samba en Brasil, cirugías oculares para los mexicanos pobres e incluso querosén para familias norteamericanas humildes. Según ciertas estimaciones, el gasto ahora sobrepasa los casi 2000 millones de dólares que Washington asigna anualmente a programas de desarrollo y a combatir el narcotráfico en el oeste de América del Sur.
El renovado gasto dio más poder a un líder que ha estado construyendo un bastión contra lo que él denomina "los objetivos imperialistas norteamericanos" en América latina. Pero con el mayor volumen de reservas petrolíferas fuera de Medio Oriente, Chávez es algo más que un factor de irritación para Washington. Está surgiendo, y rápido, como el próximo Fidel Castro, un héroe para las masas dispuesto a oponerse a cualquier medida que Estados Unidos tome.
"Ha logrado hacer lo que Castro nunca pudo", afirmó Stephen Johnson, académico de la conservadora Fundación Heritage, en Washington. "Castro nunca tuvo una fuente independiente de ingresos", añadió. Todavía se desconoce cuánto gastó el gobierno en su ofensiva porque la gigantesca empresa petrolera estatal no difunde públicamente sus libros contables. Es improbable que se hagan realidad ciertos megaproyectos, como el utópico plan de construir un gasoducto hasta la Argentina.
Sin embargo, Johnson considera que Venezuela, el año pasado, prometió 3000 millones de dólares en asistencia a sus vecinos, incluyendo generosas compras de bonos que convirtieron a Caracas en un prestamista de último recurso en todo el continente.
El Centro de Investigaciones Económicas, una consultora de Caracas, calculó hace poco que Chávez había gastado más de 25.000 millones de dólares en el extranjero -unos 3600 millones por año- desde que asumió la presidencia, en 1999. Primero la Justicia, un partido opositor, considera que la cifra asciende a 16.000 millones de dólares, sobre la base de las propias declaraciones de Chávez.
Lo cierto es que más de 30 países, algunos tan lejanos como Indonesia, recibieron alguna forma de ayuda o acuerdos preferenciales. Caracas compró 2500 millones de dólares de bonos de la deuda externa argentina.
"Chávez está gastando considerables sumas involucrándose en la vida política y económica de otros países de América latina y otras partes, y esto a pesar del escaso desarrollo económico y las reales y verdaderas necesidades sociales de su propio país", afirmó John Negroponte, director nacional de inteligencia de Estados Unidos, en febrero pasado.
Chávez celebra el gasto como una generosidad revolucionaria, concebida para promover su anhelo de unificar América latina como sólo pudo soñar Simón Bolívar. A mediados de marzo, en una ceremonia que revela el más reciente ejemplo de la prodigalidad venezolana -sobre un programa para vender petróleo a precios preferenciales a un grupo de alcaldes izquierdistas en El Salvador-, Chávez dijo que Venezuela estaba
obligada a ayudar. "Representan un movimiento revolucionario", afirmó.
Casi no hay duda de que el gasto le ha valido a Chávez una mayor estatura política y más apoyo en el extranjero. En el caso de la Argentina, las compras de los bonos de la deuda ayudaron a pagar la deuda con el FMI.
En el caso de Cuba, Venezuela ha suministrado casi 100.000 barriles de petróleo diarios a precio reducido, convirtiendo a Chávez en un benefactor a la par de la ex URSS.

3 Comments:

Anonymous pepe said...

Paulo, como será que Chavez faz para disponibilizar dinheiro do estado venezuelano para financiar cirurgias particulares no México e escolas de samba no Brasil? Quer dizer: será que ele inscreve essas rubricas no Orçamento de Estado? Ou será através de alguma ONG muito pouco NG?

quinta-feira, abril 06, 2006 3:43:00 PM  
Blogger Paulo R. de Almeida said...

Existem muitas maneiras de se "disponibilizar" dinheiro por vias informais, digamos assim. Certamente isso não passa pelo orçamento do Estado. Devem ser contas em nomes de particulares, de empresas públicas -- suponho que o "subsídio" para a escola de samba do RJ tenha vindo através de verbas de publicidade da empresa estatal PDV, como aliás a própria Petrobrás faz no Brasil, patrocinando 1º de maio de sindicatos -- ou mesmo através de ONGs, registradas e recebendo recursos do Estado, para determinadas atividades consideradas prioritárias, mas sem a obrigação de prestar contas "normais".
Entendo que seja assim.

quinta-feira, abril 06, 2006 3:55:00 PM  
Anonymous pepe said...

Assim é fácil, governar um país rico em petróleo e não ter poderes fiscalizadores para pedir contas...
Obrigado pela explicação e bom fim-de-semana!

sexta-feira, abril 07, 2006 3:12:00 PM  

Postar um comentário

Links to this post:

Criar um link

<< Home